Todo cambia, para seguir igual

La Junta de Comunidades ha hecho públicos los precios del aparcamiento cubierto del Hospital y la noticia no ha caído nada bien.

Vaya por delante que no soy partidaria de la filosofía del gratis total porque tendemos a no valorar las cosas que nos dan gratis ya sea un cursillo, los viajes del bus urbano o la entrada a un concierto, y además tenemos la mala costumbre de pensar que estamos adquiriendo un derecho y que todo debe ser gratuito.

Sin embargo, el rango de precios que ha dado a conocer hoy La Junta de Comunidades para el futuro aparcamiento cubierto del Hospital de Guadalajara es, bajo mi punto de vista, excesivo.

Primero porque no están cumpliendo lo que anunciaron.

El gerente del Área Integrada del Hospital de Guadalajara, Lucio Cabrerizo, declaraba meses atrás en Ser Guadalajara (pueden escucharlo aquí ) que el precio no sería superior al de la zona azul de la ciudad, que es de 0,55 euros la hora, sin embargo, el precio que han fijado para una hora de aparcamiento es el doble : exactamente 1,08 euros.

En caso de que queramos aparcar todo el día hay un precio especial: 7 euros… ¡Ríete tú de la zona verde que montó el ayuntamiento de Guadalajara! Con la cantidad de críticas y enfados que ha habido por pagar dos euros al día por aparcar en el parking de Santa María… ¡ahora va a resultar que lo del ayuntamiento es barato!

Hay que reconocer que el precio es mucho mas bajo que el que tienen marcadas las empresas que explotan los aparcamientos privados que cobran 2,30 euros la hora pero esas empresas (que por cierto tendrán que replantearse sus propios precios)  viven de ello y la Junta de Comunidades asegura que con esto no quiere hacer ningún negocio.

Por otro lado fijar estos precios tan altos supone perpetuar las malas costumbres a las que la falta de espacio nos ha obligado estos años y seguiremos dejando el coche mal aparcado en cualquier parte: una cuneta de la N 320, entre dos bolardos, en un trozo de acera inverosímil… y, por supuesto, continuaremos aprovechando el entorno del edificio donde Hercesa tiene sus instalaciones, un espacio más o menos cercano, muy socorrido y con un paso de cebra bastante peligroso para los peatones.

Los precios fijados por la Junta son mucho más razonables para los trabajadores que podrán pagar 1 euro al día por su turno de trabajo o tener un bono de 20 euros al mes pero dudo que ninguno de ellos acceda a pagar si puede conseguir una plaza gratis. El delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, Alberto Rojo señala que al poner precios baratos a los trabajadores “confían en que éstos opten por el parking cubierto y liberen así las plazas gratuitas al aire libre, para que puedan ser utilizadas por la ciudadanía”. Lo dudo. Me resisto a pensar que esto vaya a ser así. Ellos son los primeros que llegan por la mañana y por lo tanto ocuparán, si pueden, las plazas gratuitas. Además, las mayores rotaciones en las plazas de aparcamiento gratuito se producen en los cambios de turno y dudo que nadie quiera gastarse dinero, aunque sea sólo un euro al día, por aparcar. Alguno habrá, pero no será lo habitual. Es lo que haríamos cualquiera.

De esta manera seremos los vecinos de Guadalajara los que nos veamos abocados a pagar por aparcar y nos costará 1,08 euros la hora. Un precio que sigue siendo alto si vas a una prueba o una consulta y que se convierte en muy alto si tienes un familiar ingresado.

Eso sí, todo esto tiene una clara ventaja para el usuario: a partir de ahora pagaremos, pero no nos pasaremos media hora dando vueltas buscando un pequeño hueco donde dejar el coche. En eso sí salimos ganando.