Archive for octubre, 2014

Sin noticias de los alcaldables, lo de Madrid y elogio a un concejal

 

Sin noticias del PSOE sobre su candidato a la alcaldía de Guadalajara, y la cosa empieza a ser inquietante porque el  1 de noviembre está a la vuelta de la esquina y es el día en que los aspirantes deberían empezar a recabar oficialmente avales entre la militancia para ser candidatos. El único que ha dicho públicamente que se presenta es Ignacio Andarias, un militante de base que llegó al PSOE tras el hundimiento del CDS, y que en las últimas Primarias para la secretaría general del PSOE apoyó la candidatura de José Antonio Pérez Tapias, el líder de Izquierda Socialista. La candidatura de la concejala Araceli Martínez, que era bien vista por parte de la dirección provincial,  aunque no contaba con el respaldo de la mayoría del grupo municipal,   se pinchó en apenas dos días y ella se acabó quitando de en medio, aunque sin cerrar del todo la puerta. Porque en este PSOE de hoy en día lo que pueda pasar la semana siguiente entra de lleno en el género de la ciencia ficción. Después de lo de Araceli, corrió el nombre de un médico que ha ejercido varios cargos en el PSOE, y que supuestamente también era bien visto por Pablo Bellido y sus más cercanos colaboradores, pero después hablar personalmente con él, y decirme que en su cabeza no está ahora esa posibilidad, casi que ni voy a mencionar su nombre porque nos vamos a acabar enredando todos con el hilo de esta madeja de la que empiezan a tirar demasiados. Y ese es el problema, que ya he mencionado en post anteriores. En el PSOE de la capital, cualquier candidato que no goce del respaldo de Pablo Bellido y su equipo, de Jesús Alique y del tándem formado por Magdalena Valerio (mis mejores deseos de recuperación) y María Antonia Pérez León, tendrá grandes dificultades para lograr una candidatura de consenso. Pues ellos verán, porque algo conozco de la política alcarreña y les digo que nunca jamás en la historia del socialismo local se va a abordar un escenario tan adverso como el que se encontrará en mayo de 2015. Por primera vez, el PSOE no solo va a luchar por la alcaldía de Guadalajara, lo primero que tiene que garantizarse es seguir siendo el primer partido de la oposición bien sea frente a Podemos e Izquierda Unida, cada uno por un lado, o ante esa coalición de izquierda radical  que se llamaría “Ganemos Guadalajara”. Si en una situación tan crítica como la presente, en la que el PSOE se juega seguir siendo partido de Gobierno en Guadalajara, no son capaces de cerrar filas  y buscar un candidato de consenso, solvente, de  prestigio profesional reconocido y peso suficiente para enfrentarse no solo a Román, sino al populismo izquierdista, es que han perdido todo sentido de la responsabilidad.

Y otra pregunta:¿Deberíamos dar por hecho que José Luis Blanco, secretario del PSOE azudense, es el único candidato a las Primarias de Azuqueca, tal y como anunció inopinadamente, aunque luego no ha dicho ni palabra más al respecto. ¿Y Bellido qué opina de esto?

He escrito que Román será el candidato,  no creo equivocarme, y además debo  reconocer una cosa.  Su decisión formal de no anunciar su candidatura, que dice tener tomada –yo no pondría la mano en ese fuego–, le está viniendo objetivamente bien, siempre que funcione en las encuestas del gurú Arriola, que  han sido el sucedáneo de las Primarias en el PP. Desconozco la última hora de estos sondeos, y pagaría una cena por saber qué otros nombres de políticos provinciales ha metido el encuestador en el hit-parade de los candidatos posibles. Tanto o más que el resultado, que tradicionalmente ha beneficiado a todos los alcaldes de Guadalajara,  por ser el cargo más mediático de la política provincial. No me cabe la duda de que si Román finalmente  quisiera, nadie se va a poner enfrente, pero cuando el  alcalde sigue sin confirmarlo es que algunas cosas – seguramente si deja meter o no la cuchara en la lista electoral y cuál va a ser su papel en las elecciones Generales de fin de año-,  no están tan claras. Y de ahí que quiera seguir manejando él solito los tiempos de su decisión.

Coda: Publicado este artículo conocemos que Pablo Iglesias ha ganado las elecciones internas de Podemos y eso significa esencialmente dos cosas: que él será el líder único y no habrá una dirección colegiada, como es habitual en el resto de los partidos -¡bienvenido a la casta!- y que se va a preservar el nombre de Podemos en las elecciones municipales, porque Iglesias no quiere riesgos en unas elecciones que no le convienen, todavía, porque no tiene una organización extendida por toda España como para poder enfrentarse con garantías a unas elecciones locales y autonómicas. Esto da alas a Izquierda Unida que liderará la coalición “Ganemos….” y ante la que Podemos se pone de perfil. Por lo que pueda pasar.

ME PREOCUPA LO DE MADRID.- Ahora que lo del ébola parece que está encauzado, cabe esperar un mayor avance en las negociaciones entre las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha sobre el convenio sanitario con Madrid. Aunque en Toledo, como siempre, siguen sin enterarse, porque es un problema que atañe fundamentalmente a Guadalajara — y eso quiere decir que no está en las primera hojas de la agenda política regional–, no hay en esta legislatura una decisión de tanta trascendencia para el ciudadano corriente. Ya son más del millar los guadalajareños que practican anualmente el turismo sanitario –y con ellos otros miles de familiares–, lo que quiere decir que si esto no se arregla es muy fácil que también le toque a usted alguna vez ir de excursión al hospital de Ciudad Real o Albacete, como el que va  de campo a las Lagunas de Ruidera o a ver los molinos de Campo de Criptana. Me preocupa lo de Madrid, porque no tenemos noticia de que los Presupuestos de 2015 hayan reservado una partida específica para ello, por lo que es comprensible que la oposición guadalajareña socialista así lo demanda. Carecer de partida, significa que Echániz está negociando sin cash, es decir solo con contraprestaciones,  aunque ya sabemos lo que dijo el consejero madrileño, que él quiere dinero y no estampitas. Así que yo también me quedaría  más tranquilo, si se pudiera habilitar una partida significativa en los Presupuestos de 2015, y me daría  más seguridad que esperar a que Page gane las elecciones para resolverlo, como prometen los socialistas para llevar el agua a su molino. En Guadalajara ya estamos  cansados de promesas sobre este asunto, y si llegamos a la conclusión de que esto  no tiene arreglo será porque nos  hemos equivocado de autonomía y  también deberían permitirnos el derecho a decidir. Yo, si vienen mal dadas, decido irme a un hospital de Madrid antes que a otros en Ciudad Real o en Albacete. Y les rogaría que no por ello me consideren un centralista de mierda. Con perdón.

FELICIDADES A FREIJO.-Pocas distinciones son tan merecidas  como  el premio nacional del Consejo Superior de Deportes al Ayuntamiento de Guadalajara por la promoción del Deporte. Con su concejal de Deportes, Eladio Freijo, hemos aprendido lo que son las sinergias de una competición deportiva para le economía de una ciudad y como puede ser más interesante para Guadalajara un campeonato del mundo de juvenil de un deporte raro que en Guadalajara interesa a cuatro gatos, solo porque con los chavales vienen los padres a los hoteles, mientras que con el absoluto ya les dejan salir de casa solos. Yo confieso a Freijo que apenas me interesan esos deportes exóticos que han tenido excelentes entradas en el Multiusos, y ruego que me disculpe por ello, pero en mi fuero interno siempre he alabado su capacidad  para encontrar competiciones  que han dejado una gran valor añadido a la ciudad. Enhorabuena, y si no fuera porque en la Cámara de Comercio  están embargados y él día menos pensado les colocan las mesas en el Jardinillo, yo le daría una medalla al mérito y un Môet Chandon. 

Un apunte sobre el presupuesto en medio de la incertidumbre

 

Días atrás, la presidenta de Castilla-La Mancha María Dolores Cospedal, presentó ante los medios informativos toledanos las líneas generales de los Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2005,  unos presupuestos especiales porque son los últimos de la legislatura.

En grandes trazos, podemos decir que nos encontramos ante unos presupuestos en lo académico esperanzadores, porque por primera vez abandonan un escenario en regresión económica, aunque van a suscitar escaso entusiasmo entre la ciudadanía, porque los planes de limitación del déficit les  impiden que sean unos presupuestos expansivos, como les gusta a los políticos en año electoral, y para cumplir ese propósito no van a poder darse muchas alegrías en cuestión de gasto. Es más, la propia presidenta ya ha advertido a navegantes que el Gobierno regional “no renuncia ni renunciará a controlar el gasto”, por lo que en la elaboración de los mismos  se ha tenido en cuenta el objetivo de déficit para 2015 por el Consejo de Política Fiscal y Financiera que lo ha fijado en el 0,7%. Esto quiere decir, aunque eso no lo diga Cospedal, que para ello hay que mantener las  políticas de ajuste fijadas en los presupuestos anteriores, aunque nos queda el consuelo de que ya no habrá una vuelta de tuerca más. ¿Pero había otro remedio?

La verdad es que las arcas de la autonomía están llenas de telarañas, y lo van a seguir estando por mucho tiempo con independencia de quien gane en 2015.  Esto es así porque cuando se gastó lo que no teníamos –al caer la recaudación por la crisis y no querer enterarse por parte del gobierno Barreda—se generó una inmensa pelota de nieve llamada deuda de la que todavía nos queda por pagar 2.262 millones de euros anuales. Teniendo en cuenta de que estamos hablando de un Presupuesto para 2015 de 8.206 millones, en el próximo ejercicio   habrá que destinar el 15,3 % del mismo a pagar intereses. ¡Imagínense que todos los meses tiene usted que apartar ese porcentaje de su presupuesto familiar solo para pagar  al banco!  ¿A qué ahorros y privaciones no tendría que someterse para lograrlo?  Pues esa es la situación de esa gran familia llamada Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Aún así, le mejora técnica de las cuentas de la Comunidad ha permitido un ligero aumento del gasto no financiero del 0,61%, que no es para tirar cohetes, pero que al menos corta con los tres presupuestos anteriores que sí fueron decrecientes.

Pero todavía hay mas, es pequeñísima alegría se la van a dar porque los Presupuestos de 2015 apuntan a una previsión de crecimiento del 2,1% en el PIB regional, lo que está por encima de la media nacional y de la europea. Pues bien, a pesar de todos estos buenos pronósticos  (un Presupuesto no deja de ser una previsión, aunque estudios teóricamente fiables como el del Servicio de Estudios del BBVA van en la misma línea) no deja de tener razón la oposición cuando su portavoz parlamentario dice que “ni empiezan a restituir todos los derechos, ni a solucionar todos los destrozos de Cospedal en Sanidad, Educación y Servicios Sociales”.  El problema es que lo que no explica la oposición es de dónde sacaría esos ingresos extraordinarios para restituir esos derechos, que generan  un gasto: ¿Subiendo más los impuestos cuando las clases medias están ahogadas y  las empresas tienen muy limitado el crédito? ¿Saltándose a la torera otra vez los criterios de déficit,  lo que ningún gobierno central toleraría, porque a su vez no lo permitiría la política común de la Unión Europea? ¿Emitiendo más deuda para poder soportar ese aumento del déficit cuando todavía los intereses de la deuda acumulada en CLM el año pasado eran de 538 millones, y este año se celebra como llegar a la final del Mundial haber pasado a 427 millones?

Pues siento mucho admitir que el asunto está complicado, porque el regreso al confort y los niveles de vida que alcanzó este país ante de 2008 está más allá del voluntarismo de los gobiernos regionales y nacionales, no hay milagros que valgan, y eso la socialdemocracia europea lo sabe, como lo sabe el primer ministro francés, Manuel Valls, que  ha tenido que rectificar la alegría keynesiana  de los dos primeros s gobiernos de Hollande, porque Francia había dejado de crecer y de generar empleo. Y ahora puede que la reforma laboral de Rajoy se le quede corta al primer ministro de padres españoles.

Hoy,  todo es tan complejo  en Europa que la sociedad vive como atontada y se hace mil preguntas sin que nadie responda. Todo parece contradictorio. Es el caldo de cultivo de los falsos profetas con sus soluciones simplistas, que hoy caben en un tuit.  Volviendo  a los Presupuestos, tan cierto es lo que dijo Cospedal  de que “tenemos unas cuentas saneadas, una reordenada y una cartera equilibrada de tipos y vencimientos; se ha logrado reducir el periodo medio de pago a proveedores y se ha garantizado la sostenibilidad [con recortes, esto es mío] de los  servicios públicos”. Como verdad es lo que clama la oposición socialista y su portavoz Guijarrro: “Lo más grave es que Cospedal sigue sin dar una respuesta a las 90.000 familias con todos sus miembros o a los 120.000 parados que ya no ingresan un euro en Castilla-La Mancha”. Pues sí, tiene razón el portavoz socialista: Cospedal no es un hada madrina, aunque algunos de sus leales se lo hagan creer con tanto elogio desmedido y tanta adulación interesada. Pero la solución tampoco puede ser volver a gastar lo que no se ingresa, y al final dejar de pagar a las empresas y acelerar su ruina, y volver a engordar el déficit.

Así que volvamos al principio.  ¿Las Autonomías españolas son viables tal y como están planteadas? En la Interparlamentaria del PP de Guadalajara Cospedal dijo que sí,  que la culpa es del “desastre que nos encontramos” y que en consecuencia la culpa “la tienen los gobernantes, no el modelo de Estado”.  No digo yo que no tenga la número dos del PP una parte de razón, muchos de esos gobernantes autonómicos han sido unos irresponsables, pero eso alcanza a todo el arco parlamentario. Así que algo del fondo del modelo no encaja, aunque es más fácil  echar la culpa al gobierno de turno que ponerse a reformarlo, y desde la oposición prometer el oro y el moro. ¿No será que a lo mejor de las 17 autonomías que hay en España sobran la mitad, y nos podríamos ahorrar fusionandolas un gran gasto estructural? ¿Por ejemplo, Madrid y Castilla-La Mancha?

Vean el caso de Guadalajara. Cospedal dixit, y yo lo aplaudo, que en “España afortunadamente no hay fronteras, aunque hay algunos con mucho interés por levantarlas” ¡Pero oiga que esto no solo pasa con los independentistas de Cataluña! Que a estas alturas seguimos sin haber derribado la frontera sanitaria entre Madrid y Castilla-La Mancha, y como he visto que en el Presupuesto no hay una partida específica para ese convenio, pues me echo a temblar porque eso significa que Echániz está negociando en especies, pero que no hay dinero para pagarlo, como dijo el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el metepatas ese del Ébola. Y entonces me pregunto: ¿La gente de Guadalajara tiene que pagar el mal ajuste del estado autonómico? ¿Pero se piensan que alguien se van a conformar con que los Presupuestos hayan subido el 0,61% del gasto no financiero si  luego tiene que ir él y toda su familia a Albacete a la consulta de un especialista o a operarse a Ciudad Real, pudiéndolo hacer en Madrid, a 55 kilómetros?

Ustedes verán lo que hacen, pero las elecciones no se ganan solo con cuadrar el balance y ponerlo en un marco. Hay que hacer política de proximidad. Transmitir credibilidad, pero también ilusión.  Y algunas certezas. De lo contrario acabaremos en manos del populismo, porque cuando una crisis lleva a la proletarización de las clases medias eso es lo que ocurrió en la Alemania de la República de Weimar o en la Italia monárquica anterior a Mussolini.  O más cerca, todavía: si  Manuel Valls  fracasa, Dios no lo quiera, la alternativa en Francia podría no ser Sarkozy sino Marie Le Pen. ¿Pero qué no puede pasar en España cuando la política se hace en los platós de la televisión  y Pedro Sánchez ha tenido que llamar  al “Sálvame” para que algunos/as se enteren de que ya se ha marchado Rubalcaba y Zapatero?  Cuando escuchas a  un amigo tuyo, que siempre votó al PP, y algunas veces al PSOE,  amenazar con votar al líder mediático que vende su paraíso en La Sexta como el nuevo Lenin español, sabes que aquí está pasando algo gordo y de imprevisibles consecuencias. Pero esto es lo que hay.

Mi admirado Ignacio Camacho lo ha explicado muy bien en su columna del domingo en Abc. Les copio el final: “Somos una comunidad asustada en el repentino descubrimiento de su insignificancia. Y ese sentimiento de temeroso desamparo barrunta una sacudida escapista hacia ninguna parte, o hacia cualquiera que señale la tentación ventajista del populismo. La fiesta nacional llega en pleno desmayo, en un momento hipercrítico de angustia, miedo y rabia, con España como principal enemiga de sí misma. Con poco que celebrar en un sistema que se hunde y con la vaga duda de no saber si merece la pena rescatarlo”.        

Ir a la barra de herramientas