Emergencia en Hiendelaencina: hechos y valoraciones

Estos son los hechos.

Sábado 5 de octubre. Varios vecinos de Hiendelaencina avisan al Ayuntamiento de que el agua salía roja y parecía gasoil. Con posterioridad se averiguó que este gasoil tenía su origen en una casa rural del pueblo. Por causas que la investigación deberá aclarar, unos 300 litros de gasoil acabaron en la red de abastecimiento de agua. El pueblo se suministra desde entonces mediante cisternas, que les sirve Diputación.

14 de octubre. Mañana. Ha pasado una semana y el alcalde de Hiendalencina se confiesa desesperado.Declara a nestro diario que han estado unos técnicos de Sanidad de Sigüenza y “me han acojonado del todo”. Porque la solución que le han dado es arrancar las tuberías, incluidas las de las viviendas,ya que puede haber bolsas en ciertos sitios, que se pueden mover en dos o tres meses. Ha contactado con con Repsol, con Cepsa, y con otras empresas, y cada una dice una cosa.

14 de octubre. Tarde.El servicio de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales informa en un comunicado que el agua de la red municipal de Hiendelaencina es “apta para el consumo humano”. Según se afirma en una nota oficial, “las últimas muestras recogidas han sido negativas por lo que los vecinos pueden utilizar el agua de la red municipal”.

14 de octubre. Noche. El Ayuntamiento de Hiendelaencina, gobernado por el PSOE, exige a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales una confirmación explícita y por escrito de que el agua de toda la red municipal es apta para consumo humano y puede ser utilizada por los vecinos. A pesar de que el Servicio de Salud Pública lo ha confirmado a través una nota de prensa, “el Ayuntamiento tan solo ha recibido los resultados de los análisis efectuados el pasado día 8 de octubre en varios puntos de la localidad, acompañados por un escrito que no se corresponde en absoluto con las afirmaciones transmitidas a través de los medios de comunicación”, dice el Ayuntamiento de Hiendelanecina en un comunicado emitido con posterioridad. “La coordinadora de los servicios periféricos de Sanidad se ha limitado a decirnos que las muestras tomadas en unos lugares concretos y en un momento concreto no están contaminadas, pero de ahí no se puede deducir que toda la red esté limpia”, subraya el alcalde, Mariano Escribano.

15 de octubre. El delegado de la Junta en Comunidades en Guadalajara, José Luis Condado, asegura que “el hecho de que el agua sea o no potable no lo dictamina una decisión política, sino que se basa en unos informes técnicos realizados tras análisis científicos”. Condado realizó estas declaraciones para salir al paso de las “infundadas críticas” de los representantes del Partido Socialista en las censuraron, “desde la total ignorancia”, la forma de actuar de la Junta de Comunidades en el caso del vertido de gasoil en la red municipal de Hiendelaencina. También informa que Salud Pública seguirá haciendo controles, para la total tranquilidad de los vecinos.

15 de octubre. A pesar de las recomendaciones de Sanidad, el alcalde de Hiendelaencina, Mariano Escribano, decide mantener el Bando Municipal que prohíbe el consumo de agua potable hasta que no le comuniquen por escrito que el agua se puede beber sin riesgo. La portavoz socialista María Antonia Pérez León califica de “temeridad” la decisión Salud Pública.

31 de octubre. Mañana. La directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, María Dolores Rubio, rectifica la posición inicial de su departamento y asegura que no es aconsejable utilizar el agua de la red de abastecimiento de Hiendelencina “tanto para el uso en la cocción de alimentos, en la limpieza de la vivienda y en el aseo personal”. En un nuevo comunicado de Salud Pública, que ignora el emitido por ese mismo servicio el 14 de octubre, se dice lo siguiente:“En primer lugar, se mantiene la recomendación del primer día de no consumir agua de la red, y emplear las cisternas de Diputación. La prohibición en el uso de agua es tanto para el uso en la cocción de alimentos, en la limpieza de la vivienda y en aseo personal”. Rubio informa también que “los técnicos han concluido que la opción recomendada es la sustitución parcial de los tramos de la red afectados por el vertido accidental”.

31 de octubre. Tarde. El diputado socialista Luis S. Tierraseca, comparece de urgencia en el PSOE en una rueda de prensa en la que no está ni el alcalde de Hiendalencina ni la portavoz de Sanidad del partido. En ella acusa de “incompetencia, ineptitud e improvisación” a los responsables de la Junta de Comunidades. También pone el acento en que el suministrador del gasoleo fue una empresa del alcalde de Jadraque, Alberto Domínguez, del PP, y llegó a decir que fue causada por ella.

Estos son los hechos. Ahora vienen las valoraciones.

1.-El alcalde de Hiedelaencina obró con prudencia al mantener su bando mientras no recibiese una comunicación por escrito que garantizara la potabilidad del agua.

2.-La Junta de Comunidades se precipitó al declarar potable el agua el 15 de octubre sin esperar a nuevos análisis.

3.- El delegado de la Junta, José Luis Condado, patina en la gestión de esta crisis al calificar de “infundadas” las sospechas del alcalde de Hiendelaencina. Pero acierta al garantizar que seguirán haciéndose controles.

4.- Salud Pública falta a la verdad cuando dice que se mantiene la recomendación del primer día de no consumir agua de la red. Y el que falta a la verdad es…

5.- El diputado socialista Luis Tierraseca se equivoca al poner el acento en que la empresa suministradora del gasoil es propiedad de un dirigente del PP y responsabilizándola de lo ocurrido. Al día de hoy no se sabe con certeza de quién es el error, si del operario de suministrador o de la casa rural, y por qué el gasoil acaba en la red de abastecimiento. Será un tribunal el que determine quién es el responsable, porque de ahí se derivarán las cuantiosas reclamaciones que harán los perjudicados. Por último, mezclar la actividad empresarial de un señor que ocasionalmente ocupa un cargo público con las responsabilidades de un partido político es un desatino. ¡Ni que hubiera sido Ana Guarinos la que manejó la manguera de la cisterna!

6.- El alcalde de Hiendelaencina hizo bien desmarcándose de esa rueda de prensa, porque lo que tiene que buscar ahora es la colaboración institucional de la Junta y la Diputación para solucionar un problema complejísimo, con muchas aristas legales. Y no olvidemos que los medios de ese ayuntamiento son un teléfono y un secretario, que va dos veces por semana.

7.-Ni que decir tiene, que falta por realizar un estudio para determinar qué tramos de tuberías deben ser arrancados y quién adelantará el dinero a los vecinos que tengan que sustituir las tuberías, hasta que un juzgado delimite esas responsabilidades.

8.- El consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, a buen seguro que tomará también sus decisiones a la vista de lo ocurrido y de la gestión que se ha hecho de esta crisis. Que no ha acabado, ni mucho nenos.

Pero de momento. Esto es lo que hay, y no me ha gustado.

Ir a la barra de herramientas